LA IMPORTANCIA DE LA INTELIGENCIA EMOCIONAL EN EL ÁMBITO DEL DEPORTE

Todos hemos oído hablar de la inteligencia emocional y del papel tan importante que juega en la vida de las personas. Desde que el término empezó a surgir en la literatura científica de los años ochenta, el interés por este concepto no ha dejado de crecer.

La inteligencia emocional está definida como la capacidad que tenemos los individuos de gestionar las emociones y las interacciones sociales. Así pues determina la habilidad individual para motivarnos, perseverar a pesar de los obstáculos, controlar los impulsos, posponer la gratificación y relacionarse y confiar en los demás.

En muchos casos se otorga una especial importancia al cociente intelectual y otros términos que designan una capacidad lógica de resolución de problemas que no incluye los aspectos más fundamentales de la dimensión emocional y social de la especie humana.

Tengamos en cuenta que en tanto que seres humanos las emociones y la manera de gestionarlas pueden determinar que tengamos éxito o no en nuestra vida. Todos tenemos problemas y situaciones que nos hacen sentir emociones fuertes y en muchos casos determinantes de nuestra conducta. Por esta razón, saber gestionar ya no solo lo que sentimos sino también como actuamos frente a distintas situaciones es una habilidad con la que a todos nos gustaría poder contar.

En el ámbito del deporte, la inteligencia emocional juega pues un papel primordial en el rendimiento del deportista: ¿Cuantas veces lo planificado por el entrenador o la estrategia establecida no resulta exitosa porque los impulsos y el cansancio se llevan lo mejor de nosotros?

Recordemos que en muchos casos, no es el atleta que más ha entrenado ni el jugador que disfruta de la mejor nutrición el que obtiene los mejores resultados, sino aquel que es capaz de sobrellevar de la mejor manera los obstáculos e imprevistos que van surgiendo a lo largo de la competición. Sin lugar a dudas, podemos comprobar la necesidad imperiosa de trabajar la inteligencia emocional para obtener los mejores resultados posibles en el ámbito de la competición deportiva.